Inspirada en una casa de pájaro, destacan en ella sus grandes ventanas redondas, una colección de botellas de cervezas del mundo entre las cuales hay solo una repetida y su puerta principal inspirada en la cultura Mapuche con una araucaria tallada, muebles rústicos, y bonitos espacios para compartir dan vida a un lugar único e inolvidable. Su nombre nació de un ave Martin Pescador que se posaba cada mañana cantando desde un sauce y que hasta el día de hoy se deja ver en ocasiones.
RESERVAR